Dosis Diabetes


37KB Größe 6 Downloads 172 Ansichten
Diabetes Escrito por Equipo de AMMIM En la diabetes tipo I, todas las células beta del páncreas han sido destruidas, estas células son las responsables de producir insulina, por lo tanto, estos pacientes deben recibir insulina exógena para sobrevivir. El problema que presenta este tipo de diabéticos es que el nivel de azúcar en sangre tiene muchas variaciones por lo que es difícil tener control.

La experiencia que hemos tenido con estos pacientes que toman el jugo de mangostán es que mejoran el control de glucemia, es decir, las variantes en los niveles de azúcar se reducen considerablemente. También se reduce el riesgo y la frecuencia a contraer infecciones. También existe una protección sobre otras complicaciones que suelen tener los diabéticos como son a nivel de ojos, corazón y riñones.

La diabetes tipo II, tiene relación con la alimentación y obesidad o con una carga genética que aumenta el riesgo., entre otras causas. La diabetes tipo II prácticamente se ha convertido en un padecimiento endémico en nuestro país y el porcentaje sigue creciendo.

En la primera fase de los diabéticos tipo II, se presenta una ansiedad por consumir carbohidratos y el mangostan parece disminuirla, facilitando así la pérdida de peso que es tan importante cuando la diabetes es por obesidad. Además, los diabéticos tipo II que toman el jugo de mangostán se ha observado una disminución muy importante en los niveles de glucemia.

Precaución: Este padecimiento requiere de una responsabilidad en los pacientes y no por el hecho de todos los efectos favorables que el jugo representa, significa que el paciente pueda hacer mal uso de la dieta recomendada. Esta acción irresponsable anula los beneficios de este excelente complemento alimenticio

Dosis sugerida.- El equipo ammim sugiere empezar con media onza diaria, por la mañana durante 5 días, pasados estos aumentar a una onza diaria por 10 días y pasados estos y dependiendo del grado de tolerancia incrementar otra onza a otra hora del día que puede ser en la tarde o noche, y mantener esta dosis de dos onzas diarias. Si la persona diabética requiere de una dosificación mas alta por padecimientos como cáncer entonces se deberá ir incrementando paulatinamente hasta llegar a la dosis recomendadad por padeciemiento.