Construcciones peligrosas La grave situación edilicia de la UBA

25 mar. 2008 - cuatro plantas en las llamadas villas de emergencia. ... particularmente notable en la Villa 31, en las .
84KB Größe 4 Downloads 109 Ansichten
Opinión

Página 18/LA NACION

2

3

Martes 25 de marzo de 2008

Cartas de lectores Seguridad vial Buenos Aires, martes 25 de marzo de 2008

Fundado por Bartolomé Mitre el 4 de enero de 1870 “LA NACION será una tribuna de doctrina” (Núm. 1, Año 1) Director: BARTOLOMÉ MITRE

La grave situación edilicia de la UBA

S

ERIOS problemas edilicios, lamentablemente comunes en establecimientos de educación primaria y secundaria de nuestro país, amenazan ahora con interrumpir las carreras universitarias. Esto sucede en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde, tras una reciente reunión de seis horas en la cual se expusieron los inconvenientes, se resolvió pedir fondos al gobierno nacional, para resolver los problemas de infraestructura y, a su vez, una partida especial e inmediata para restablecer el servicio de gas, cortado en cuatro facultades. Desde hace más de un mes, la Facultad de Medicina no tiene suministro de gas e incluso se han advertido peligrosas pérdidas en el edificio de la calle Paraguay 2155. De continuar esta situación, será imposible proseguir con el normal desarrollo de las clases. Ni qué decir del comienzo del invierno o cuando empiece a bajar la temperatura. No es el único caso. Tampoco tienen gas las facultades de Derecho e Ingeniería, y las de Farmacia y Bioquímica y de Odontología, que comparten la manzana con Medicina. Si bien el pedido elevado al gobierno nacional no precisa cifras, se calcula que, en principio, serán necesarios 22 millones de pesos para restablecer el servicio y reparar las instalaciones en el predio que ocupa la UBA, de 1.300.000 metros cuadrados. No se trata de un problema nuevo. Y esto es más preocupante aún. Se repite cada año. En esta ocasión, de no obtener las autoridades universitarias una respuesta rápida y afirmativa, muchos investigadores deberán interrumpir su trabajo y los 30.000 alumnos de Medicina correrán el riesgo de no poder cumplir con sus trabajos prácticos. Desde la Secretaría de Políticas Universitarias se alega que “la cifra de recursos disponibles para obras no es infinita” y

que “las universidades tienen que establecer prioridades”. Esto significa que en el actual presupuesto están contemplados fondos sólo para las dos primeras etapas de refacción del nuevo edificio de Ciencias Sociales, para la reparación de ascensores del Hospital de Clínicas, para la Facultad de Ciencias Económicas y para la de Arquitectura. Es decir, Medicina y las facultades linderas han llegado tarde al reparto. Es grave que esto suceda y, sobre todo, que se repita cada año. Desde estas columnas, hemos expuesto la posibilidad de que se realice un debate serio y responsable sobre el arancelamiento de las carreras, de modo que aquellos que estén en condiciones de pagar un módica suma mensual ayuden a quienes no pueden hacerlo. En eso se basa el principio de solidaridad, muchas veces declamado y pocas veces aplicado. También hemos dicho en más de una ocasión que los fondos disponibles deben ser utilizados con eficiencia y en la forma más conveniente, sobre todo para evitar que se llegue a una situación dramática como la actual. En la UBA se ha avanzado en los últimos años, aunque no se note. Pero da la sensación de que las autoridades nacionales no comprenden en profundidad que fondo y forma siempre van juntos, y que tanto los estudiantes como los profesores y los investigadores universitarios no deben quedar a merced de un deterioro estructural que lleva años sin ser resuelto. En el presupuesto universitario ha habido mejoras, como expresó el secretario de Hacienda, Hernán Piotti, pero algunas facultades no pueden interrumpir sus actividades “porque no hay presupuesto”. Esta afirmación contrasta con la prédica de la Presidenta sobre el lugar prioritario que, según ha dicho, debe ocupar la educación entre las políticas públicas argentinas.

Construcciones peligrosas

H

ACE unos cuatro años, comenzaron a verse edificaciones de dos, tres y hasta cuatro plantas en las llamadas villas de emergencia. El fenómeno ha crecido y es particularmente notable en la Villa 31, en las inmediaciones de la estación Retiro, donde hoy se observan edificaciones de hasta cinco plantas, con estructuras de hormigón armado. Más allá de lo que significa el problema de estos conglomerados en relación con las cuestiones sociales y sanitarias, debería ahora constituir una preocupación fundamental la seguridad de esas estructuras y la posibilidad de accidentes catastróficos. Este riesgo era ciertamente menor cuando se trataba de casillas de elementos livianos y de una sola planta. Cualquier edificación que deba realizarse en la ciudad de Buenos Aires o en cualquier municipio del país está sujeta a una aprobación previa por parte del organismo técnico habilitante de la jurisdicción. Los planos de obra deben presentarse con la firma de un profesional con título de ingeniero o arquitecto, con su correspondiente matrícula del consejo profesional respectivo. Cuando hay una estructura de hormigón, se requieren los planos específicos, incluidos los de armadura con indicación de diámetros, cuantía y resistencias de cálculo. También debe presentarse el plano de fundaciones con el detalle de las bases, sus cargas y la resistencia del suelo. En las edificaciones en altura se hace necesario el estudio de suelos, con requisitos de muestreo y especificación de los ensayos y sus resultados. Pero la aprobación de los planos y cálculos no es suficiente. Durante la construcción, debe supervisar la obra también un profesional habilitado, ya que deben cumplirse las normas y diseños estrictamente. La resistencia del hormigón depende de la dosificación de cemento, piedra y arena,

y de la calidad de estos materiales. Además, hay una humedad óptima que, si se excede para facilitar el fluido y volcado de la mezcla, se afecta la resistencia luego del fraguado. Por eso se toman muestras durante el hormigonado, que se someten a ensayos de compresión que deben presentarse en los órganos de control. Todas estas exigencias conforman una responsabilidad del Estado para preservar la seguridad, no sólo de quienes habitarán los edificios sino también de transeúntes y concurrentes. Un derrumbe accidental suele tener consecuencias gravísimas. Ninguna de estas exigencias y controles se aplican en las construcciones en altura de las villas de emergencia. Estas las ejecutan albañiles que probablemente reproduzcan lo que ven en su trabajo o copian de algún plano. No se hacen verificaciones ni ensayos ni estudios de fundaciones. El riesgo es muy grande, en particular porque se construye sobre terrenos de mala calidad y escasa resistencia, que además no están bien drenados ni cuentan con sistemas cloacales. La presencia de pozos ciegos cerca de cualquier base de una columna representa un riesgo real. Un sedimento, aunque menor, genera tensiones elevadas que pueden hacer colapsar estructuras de hormigón hiperestáticas no articuladas, como las que se observan en la Villa 31 y otras. Mientras no se resuelva la forma definitiva de sustituir estos aglomerados y trasladar a viviendas dignas a sus habitantes, como mínimo el gobierno de la ciudad de Buenos Aires debe controlar las construcciones en altura y someterlas a las exigencias que aseguren su estabilidad. También deberá verificar las que ya están levantadas. De lo contrario, cuando ocurra un accidente, será tarde para lamentarse.

Otras opiniones: evaluación de profesores SANTIAGO, Chile.– Después de muchos años, finalmente parece estar asentándose en Chile la noción de que los docentes deben ser evaluados en su desempeño. El Estatuto Docente, promulgado en junio de 1991, contemplaba que los profesores lo fueran, pero el reglamento correspondiente sólo entró en vigor en 2005 (en la práctica, los procesos de evaluación se habían iniciado dos años antes). Las evaluaciones del año pasado muestran que el dos por ciento de los profesores fue calificado de manera “insatisfactoria” y el 33,2 como sólo “básico” –esto es, sumados, 35,2 con bajo desempeño–, en tanto que el 56,5 por ciento quedó en categoría “competente”, y el 8,3 calificó como “destacado”. Estos números no son demasiado distintos de los registrados en los procesos

anteriores. De todos los profesores evaluados sólo nueve deberán abandonar la profesión docente, por haber sido calificados por tercera ocasión en la categoría más baja. Si bien estas evaluaciones son indispensables para avanzar hacia una educación de calidad, los resultados arrojan algunas dudas respecto del grado en que miden desempeños relevantes para el aprendizaje de los niños. Un sistema de evaluación poco exigente no es deseable, porque sin docentes con suficiente preparación, que planifiquen adecuadamente sus clases, con un buen manejo del aula y que aprovechen bien el tiempo lectivo, entre otros factores, difícilmente se lograrán

los resultados educativos a que el país aspira. Aunque en diversos estudios la población muestra un elevado grado de satisfacción con la educación chilena, los estándares de calidad alcanzados están todavía lejos de aquellos que expertos de diversos países estiman que permiten satisfacer las exigencias y desafíos que conlleva la vida moderna. Por eso, si bien es enormemente positivo que el proceso de evaluación docente esté hoy asimilado, no cabe desconocer que los estándares exigidos pueden ser bajos y que aún existen fallas importantes en su implementación; entre ellas, que no vaya suficientemente acompañado de los recursos adecuados para que los profesores puedan corregir las deficiencias que se detecten en su labor.

Señor Director: “El proyecto de ley de tránsito y seguridad vial del Poder Ejecutivo, de inminente sanción en el Congreso, va en la dirección correcta. Al contar con el consenso unánime de las provincias, de las que dependerá su efectiva aplicación, no será letra muerta, como ocurrió con la ley 24.449/95. “Impone sanciones drásticas a las infracciones graves: retención de licencia para obligar al infractor a presentarse ante el juez; secuestro de vehículos no habilitados, y en casos extremos (picadas), arresto del conductor. La severidad de las sanciones es proporcional a la situación de grave endemia social que estamos padeciendo. Si las autoridades provinciales honran el compromiso asumido y aplican celosamente esta ley, se logrará, sin duda, reducir las tasas de siniestralidad que hoy nos ponen en situación de emergencia vial. “Esta ley apuntala fuertemente dos patas del trípode de la seguridad vial: educación y control. Para completarlo, falta apuntalar la tercera pata: la infraestructura. “La red troncal nacional (5 por ciento del total de carreteras del país, 15.000 km sobre 300.000) soporta el 57 por ciento del tránsito interurbano y registra el 75 por ciento de las muertes en ese tránsito. Es ahí donde hay que actuar de inmediato y transformarla en una red de autopistas inteligentes, libres de peaje, que eliminan tránsitos enfrentados (los choques frontales provocan el 66% de las muertes interurbanas), cruces a nivel ferroviarios y viales, cruces urbanos, curvas peligrosas, etcétera. “Las autopistas aíslan físicamente los flujos y, bien diseñadas y operadas, evitan siete de cada ocho muertes.” Horacio M. Lynch [email protected]

Primera impresión Señor Director: “No hay una segunda oportunidad para causar una primera impresión. Eso pensé cuando, al descender del avión que me trajo de regreso de un viaje de trabajo desde Europa, lo primero que nos encontramos los pasajeros (mayoritariamente turistas) fue una señora que sin la menor amabilidad, con gesto adusto y a los gritos, sólo decía: «¡Turistas por acá! ¡Turistas por acá!», mientras señalaba el lugar donde debían comenzar a hacer la cola de Migraciones. “Una pena: perdimos la oportunidad para causar una buena primera impresión.” Franco Enrique Guerra Médico DNI 18.353.965

¿Obra de arte? Señor Director: “Leí con atención la nota sobre la performance de Guillermo Habaluc Vargas. Tengo entendido que en Internet se firma un petitorio para que no se vuelva a realizar, pero si no es posible espero que al repetirse la «obra de arte» de Guillermo Habaluc Vargas se realice no con un perro, sino para acentuar el alto contenido «conceptual» de la obra con el mismo artista atado a la pared y que se lo deje morir de hambre y sed: «Eso es arte». “Lo hecho por este personaje es grave, pero lo más grave y lo que nos debería hacer reflexionar a quienes estamos en el arte es que hubo tres personas que premiaron este disparate y lo consideraron arte. Esto confirma que cualquier cosa con un contenido conceptual que puede ser sólo sandez es elevado a la categoría de genial. “Estamos viviendo un momento de crisis cultural y estos hechos son el reflejo. Ana Sokoloff, Olivier Debroise y Rodolfo Keonfle Chambras son personas de peso dentro del mundo del arte, pero quedaron al descubierto al premiar este disparate que revela en realidad o que ellos son un bluff o que el arte está pasando un momento de crisis que nadie puede explicar.” Rosario Molina DNI 18.847.067 Esmeralda 983, Capital

Plácet Señor Director: “Con respecto a la carta escrita sobre este tema por el señor Carlos Nougués, quisiera llamar la atención sobre algunos conceptos: el Estado Vaticano tiene su origen y razón de ser en la fe que profesa, y lógicamente basa sus actos de gobierno en ella. Ninguna de sus acciones irá en contra del catolicismo. “Cuando la Argentina propuso al doctor Iribarne como embajador,

lo hizo a pesar de que éste, estando legalmente divorciado, tiene una nueva pareja. Para el catolicismo, el divorcio no tiene entidad (aunque acepta la separación) y, por lo tanto, no es un problema. El problema radica en la nueva pareja, situación que para la fe católica es adulterio, y su continuidad implica el no arrepentimiento de un pecado. “Si la Cancillería y el doctor Iribarne no vieron este conflicto más que potencial, realmente no deben ser tan buenos funcionarios.” Guido Sambucetti DNI 20.226.655

Retenciones Señor Director: “El presupuesto total del partido de Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires, para 2008 es de 45.000.000 (pesos, no dólares). El total de las retenciones sustraídas por el gobierno nacional a los productores de Chivilcoy es de 49.728.365 (dólares, no pesos) por sus 88.100 hectáreas sembradas. Estos dólares representan, al cambio actual, 156.000.000 de pesos, es decir, más de tres veces el presupuesto total

órganos de cogobierno. Estudiantes son quienes aprendiendo enseñan y quienes enseñando aprenden. Desde allí se reclama ese principio de igualdad, en donde todos son partícipes de la democracia universitaria. “En ese concepto de participación democrática de la vida universitaria se ubica una de las razones que construyen la idea de universidad: el conocimiento y el saber. Y la noción de calidad aparece asociada a esta posibilidad, que permite que la universidad del pensamiento crítico esté abierta a los cambios de las disciplinas y las profesiones. “Nuestro país fue durante décadas protagonista de un proceso de igualación social, donde la universidad fue fundamental. Profundizar la exclusión tendrá nefastas consecuencias en la calidad de la formación de nuestros ciudadanos y en el propio derecho de ejercicio de la ciudadanía.” Emiliano Yacobitti Sec. de Bienestar Estudiantil y Cultura FCE-UBA Ex presidente de la Federación Universitaria Argentina [email protected]

Pérdida de valores

del partido, que los productores no han podido gastar –y los vecinos de Chivilcoy no han podido vender– en insumos, alambrados, tractores, camionetas, vacas, molineros, veterinarios, almaceneros, impuestos, médicos, casas de ropa y todo aquello que compone lo que ofrece un pueblo y compra el productor. “Sin retenciones el pueblo argentino hubiera crecido dos veces más que con ellas. Otra vez nos perdemos el tren de la historia.” Federico A. Young LE 7.763.009

Señor Director: “En épocas como éstas, en que la vida humana se ha desvalorizado tanto; que la mayoría de los adolescentes se droga o se alcoholiza; que mucha gente comete suicidio; que se quiere legalizar la eutanasia y el aborto, yo me pregunto: ¿dónde quedaron los valores de antes? ¿Cómo puede ser que se le tenga tan poco respeto al mejor regalo que cada uno de nosotros tiene? “Pero, por sobre todas las cosas, me cuesta entender cómo es que dejamos que esto pasara… Somos nosotros los responsables de nuestro futuro; como también somos nosotros los electores de nuestros representantes en el gobierno. “Creo que la razón principal por la que estas atrocidades suceden es porque simplemente dejamos que sucedan, y me entristece mucho ver que estamos destruyendo todo lo que nuestros antepasados nos dejaron como legado y responsabilidad. “Veo hacia el futuro y me desespero… Me desespera la pérdida de valores y moralidad en la que hemos caído. Está en nuestras manos salir de esto; debemos empezar a actuar.” María Cusi DNI 35.094.467 [email protected]

Retenciones (II) Señor Director: “«Nunca ganaron tanta plata como ahora». ¿Es ése un argumento válido para justificar la política de retenciones? ¿O cualquier política o decisión? “Sin dar mi punto de vista sobre las políticas frente al campo, le sugiero al señor Alberto Fernández que haga un curso de argumentación para dar una explicación, una sola, que sea lógica. Sería el primer paso para solucionar el conflicto.” Francisco Orive DNI 30.638.215 [email protected]

Retenciones (III) Señor Director: “Los pueblos y las rutas del interior están parados hace varios días por una medida de fuerza sin precedente en el país por el saqueo del Gobierno a toda la producción agropecuaria, aunque sin el apoyo de la mayoría de los gobernadores, intendentes y concejales, quienes ostentan sus cargos gracias a muchos de esos mismos productores que hoy protestan. “¿Creerán que se deben más al poder de la billetera que al que dan los votos?” Patricio Carli [email protected]

Ingreso universitario Señor Director: “En una entrevista aparecida recientemente en LA NACION, el doctor Marcelo Villar, rector de la Universidad Austral, anuncia su oposición al ingreso irrestricto y a la participación estudiantil en asuntos de gobierno, causantes –según él– de la pérdida de calidad en el proceso de formación de los estudiantes. “El ideario reformista que asume la construcción de la identidad de la universidad pública sostiene el concepto de universidad, en tanto república de estudiantes, en el marco de una república mayor, es decir, el Estado nacional. “La idea de república de estudiantes supera el aspecto vinculado con la estricta participación estudiantil en los

A los lectores

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones

Atención al lector 4317-3000 Impresión y distribución: Zepita 3251, Capital Federal • Las ventas de LA NACION son auditadas por el IVC. • © Año 2008, S.A. LA NACION, Dirección Nacional del Derecho de Autor, expediente Nº 452.769. Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido del presente diario.

Problemas de raíz Señor Director: “El 11/3 se publicó en esa sección la carta del señor Oscar Herrero donde narra su «problema de raíz» y la nula respuesta que obtuvo para su solución por parte de las autoridades pertinentes. Me he sentido plenamente identificada con el lector por cuanto padezco el mismo mal en mi domicilio de Washington 2067, con la salvedad de que mi reclamo ¡es del siglo pasado! Sí, señor director, realicé mi pedido de remoción de raíces y reparación de vereda en septiembre de 1999. A pesar de mis reiterados reclamos en los CGP 12 y 13, no he tenido ningún resultado. Mientras tanto, las raíces siguen creciendo, la vereda está más deteriorada y el peligro de accidentes para los peatones que circulan por ella es cada vez mayor.” María Luisa Casale de Tomé LC 3.630.075

Peronistas y gorilas Señor Director: “Complementando el artículo de la señora Teresita Lastra Pueyrredón, del 19/3, quisiera agregar que dos de mis tías, la señora Adela Grondona y la señora Mariana Grondona de Legarreta, estaban entre esas siete damas de viejas familias que fueron a parar a la cárcel peronista... ¡por patriotas! “Adela Grondona dejó impresa esta experiencia en su diario, que luego de la fuga del tirano publicó con el titulo de El grito sagrado. Pongo a disposición dicho texto, «documento de los nefastos doce años que hemos sufrido en carne propia», en cuyo prólogo Germán Arciniegas señala: «El himno argentino repite tres veces la palabra ‘libertad’. Por eso era tres veces insoportable para el presidente Perón». El delito: haber cantado espontáneamente el Himno Nacional. La condena: treinta días en la cárcel «por provocar ruidos molestos en la calle Florida». Así era el paraíso peronista.” Miguel Fagalde Grondona [email protected]

de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: [email protected]; fax: 4319-4509; dirección: Bouchard 557, 5º piso, Capital. CP: C 1106 ABG

www.lanacion.com.ar/contactenos

Precio del ejemplar: Lunes/Martes/Miércoles/Viernes $ 2,00.- Jueves $ 2,40.- Sábado $ 3,00.Domingo $ 4,70.- Recargo envío al interior: $ 0,40.- Recargo c/Corriere della Sera $ 0,70.- Ejemplares atrasados (5 años a la fecha): 50% de recargo sobre precio de tapa vigente.- En Uruguay: Lunes/Sábado: $U 35.- Domingo $U 50.- Recargo c/Corriere $U 10,00.- En Paraguay: Lun./Sáb. G 9000.- Dgo. G 12.000.En Brasil: Lun./Sáb. R$ 10/Dgo. R$ 12.- Britannica Enciclopedia $ 24,90.- Colección Cine de Oro $ 24,90.- Serrat & Sabina $ 22,90.- Días que cambiaron al mundo $ 22,90.-

Bouchard 557, CP 1106 ABG; Tel.: 4319-1600, Fax: 4313-1697 Atención personalizada: ver Red Comercial en el Suplemento de Clasificados